Nosotros



En el año 1994 llegó a casa nuestro primer schnauzer, Humphrey, un macho gigante con un fantástico carácter para el trabajo que fue el origen de nuestro interés por la raza.

Tras varios años dedicados a informarnos, estudiar la raza y acudir a exposiciones como espectadores, en 1997 decidimos adquirir nuestra primera hembra Ch. Cala, base de cría de nuestros gigantes.

Cala nos dio grandes satisfacciones en los rings, completando el Campeonato de España, con 19 meses de edad, en la Monográfica Nacional de Cría del año 1999 y consiguiendo el título otorgado por el CES de Mejor Schnauzer del Año. En el año 2002 decidimos que participara en la Mundial de Amsterdam, donde se proclamó Vencedora de la Clase Campeonas. Cala fue, además, una hembra completamente entregada a la familia, excelente guardiana de la finca y, sobre todo, pura dulzura con nosotros y especialmente con los más pequeños como demostró cuando en el año 2000 nació nuestra hija Sara y en el 2004 nuestro hijo Lucas. Con ambos demostró una paciencia infinita y un instinto de protección que la acompañó hasta el fin de sus días. Nunca la olvidaremos.

Pronto nos conquistó, asímismo, otra variedad de schnauzer, los miniaturas. En algunos de ellos encontrábamos toda la esencia de los gigantes condensada en menos de 35 cm de altura. Así, un año después de la llegada de Cala, en 1998, llegó a casa nuestra primera miniatura negra, Dalia de los Golfos, base de cría de nuestros miniaturas negros. Dalia siempre consiguió clasificarse en los primeros puestos en todas las exposiciones a las que acudió, fue una excelente madre y una hembra de familia dulce y entregada con nosotros y con nuestros hijos, con los que demostró, al igual que Cala, una infinita paciencia y dulzura que nunca dejaremos de agradecerle.

El nacimiento y la crianza de Sara y Lucas nos hizo, como no puede ser de otro modo, ralentizar el ritmo durante unos años. Durante un tiempo dejamos de viajar a exposiciones y criamos de forma más esporádica, asimismo cambiamos de casa y nos trasladamos a una finca de 12.500 m donde nuestros schnauzers tienen el suficiente espacio para correr y disfrutar tal y como a ellos les gusta.
 
De un tiempo a esta parte hemos vuelto con fuerzas renovadas a volcarnos en la cría y selección de la raza que nos apasiona. Hemos realizado importaciones muy interesantes de los prestigiosos criaderos: Gloris en Rusia, Rezlark en la República Checa, Pepalfa's en Suecia y Genstat en Bielorrusia. Con estas aportaciones de sangre nueva y continuando en la línea ya marcada por nuestras primeras hembras, seguiremos tratando de conseguir el schnauzer ideal, ese que está en nuestra mente y que nos apasiona, incorporando en el camino aquello que realmente nos convenza, pero ignorando las modas y los usos que se aparten de nuestro concepto del schnauzer.
Afijo (Medium).bmp
AuxClin (Medium).bmp
Auxiliar (Medium).bmp
Adiestram (Medium).bmp